Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

La pesca en Gran Canaria: situación actual
Cooperativas (Economía social)

Introducción

La pesca artesanal es la realizada por pescadores profesionales cerca de la costa con embarcaciones pequeñas o medianas, generalmente de madera, y utilizando, en la mayoría de los casos, las denominadas artes menores.

El esfuerzo pesquero se centra en los recursos demersales litorales (vieja, sama, cabrilla, sargo, chopa, etc.), recursos pelágicos costeros y pelágicos oceánicos (sardina, caballa, chicharro, boquerón, boga, túnidos y afines) y recursos marisqueros (camarones, lapas y cangrejos), y se realiza con alguna de las artes, aparejos o útiles de pesca destinados a tal fin vinculados a esta flota.

Flota, producción y empleo

Los núcleos de pesca en Gran Canaria están representados por cuatro cofradías y dos cooperativas, que representan aproximadamente a 425 profesionales y 132 embarcaciones. Todas las Cofradías y Cooperativas de Pescadores operativas cuentan con instalaciones de primera venta conforme a la normativa sanitaria y gestionan infraestructuras de apoyo como instalaciones de varada, instalaciones frigoríficas, suministro de combustibles, etc. (Cabildo de Gran Canaria, 2012).

Tabla 1. Características de las Organizaciones Privadas de Pescadores de Gran Canaria

En la isla de Gran Canaria hay 181 licencias de pesca otorgadas, de las que la mayor parte recayeron en la Cofradía de Pescadores de Arguineguín, con un total de 50 (27,6%). Por debajo, con justo la mitad de licencias, se encuentra la Cofradía de Pescadores de Agaete, que recibió 25 autorizaciones (13,9%).

La flota artesanal de litoral está compuesta por barcos de eslora comprendida entre los 8 y los 15m, con un arqueo situado entre los 12 y los 20 TRB y una potencia motriz entre 88-150 HP y con cascos de diversos materiales como: madera, metal o fibra de vidrio. La tripulación de estas embarcaciones oscila, por lo general, entre uno y cinco pescadores a los que suele unir algún tipo de relación de parentesco. De hecho se trata de una actividad que favorece la ocupación laboral en el contexto de las redes de unidades familiares relacionadas parentalmente. Además, los procesos productivos en este tipo de pesca posibilitan, en su mayoría, una redistribución más equitativa de los recursos naturales y de los ingresos, por la similar escala a la que trabajan todos los productores y por la modalidad de remuneración que emplean (sistema a la parte). La capacidad de captura está limitada por las características técnicas de las unidades productivas y por el tipo y número de artes utilizadas.

Los tipos de pesca que se practican a partir de estos puertos son dos: una de tipo costero, dedicada a la captura de especies demersales (principalmente espáridos) como la vieja, la salema, el sargo y la breca, utilizando nasas, liñas y palangres, y la pelágica, que se dedica a la captura de pequeños pelágicos costeros como la caballa (Scomber colias), el chicharro (Trachurus spp.) o la sardina (Sardina pilchardus) y a la pesca de túnidos. Las embarcaciones de mayor porte practican ambos tipos de pesca.

El período de pesca de este tipo de flota es muy variable y viene determinado por el tipo de arte al que se esté dedicando y su maniobra.

En el año 2013, la producción declarada por las Cofradías y cooperativas de pescadores de Gran Canaria alcanzó las 2.639 toneladas, con un valor de primera venta de 3,44 millones de euros.

Tabla 2. Producción y valor de la pesca artesanal en Gran canaria (2006-2013)

Gran Canaria (24,1 % de la cantidad total y 19,5 % del valor de la producción) es un punto muy significativo de descarga de peces pelágicos (83,67% del peso y 66,6 % del valor de la descarga de la isla) y de demersales (15,1% y 30,0 % respectivamente).

Problemática pesquera

  • Falta de una visión estratégica por parte de las administraciones. Existencia de múltiples organismos y administraciones con competencias en el ámbito litoral y su falta de coordinación y comunicación (puertos, costas, etc.) en un contexto de gran dependencia del sector de decisiones político-administrativas.

  • Aumento del precio del combustible.

  • Escasez de embarcaciones modernas capaces de atraer a la población joven y competencia con otros sectores productivos (servicios) por la fuerza de trabajo.

  • Competencia con la pesca deportiva y furtiva por la explotación de los recursos y los mercados locales.

  • Pérdida de ingresos del pescador debido a una ineficiente comercialización de la pesca. Cambios en los procesos comerciales y agresividad del mercado (globalización) que hacen descender la cuota de mercado de los productos pesqueros (crecimiento de la actividad importadora, facilidades de compra de productos de otros países, incapacidad para diferenciar nuestros productos del resto en los mercados, disminución y pérdida de control sobre el precio de pescado, estancamiento de precios de primera venta, margen comercial sobre todo en grandes superficies, oferta superior a la demanda).

  • Decrecimiento de las capturas: problemas ecológicos y de disponibilidad del recurso como la sobreexplotación de algunos de ellos.

  • Descapitalización financiera de las cofradías: muchas cofradías ven reducir sus ingresos con el consiguiente perjuicio para sus asociados. Una situación que favorece el abandono de esta actividad por las nuevas generaciones y la despoblación de las zonas rurales costeras. Los ingresos son cada vez menores por la reducción de capturas y el estancamiento de los precios medios en los últimos años.

  • Confiabilidad del consumidor: con el sistema actual, los consumidores no tienen garantías de la procedencia y manipulación del producto (trazabilidad). La frescura es muy discutible (al menos no está garantizada).

Importancia cultural

En una época de globalización, la homogeneización cultural vuelve más vulnerable a las culturas locales. Se hace necesario preservar la cultura pesquera tradicional por los valores positivos que lleva implícita, no sólo como sistema productivo más respetuoso con el medio marino en relación al industrial (artes selectivas y a pequeña escala), sino también por otros rasgos culturales como creencias y valores que se recogen en un todo que es el conocimiento tradicional que poseen los pescadores sobre su actividad y sobre el medio marino.

La principal riqueza cultural que aporta la pesca a la isla de Gran Canaria la encontramos precisamente en las sedes de las entidades pesqueras. En éstas siempre encontramos patrones, marineros o personas cercanas al sector (secretarios, comerciantes, etc.) dispuestos a mantener, con quien pregunte, una amena conversación sobre la situación de la mar, las características del pescado que saca, la mejor receta para cocinarlos o la problemática del sector.

Cada cofradía/cooperativa tiene su propia sede que son edificios contemporáneos donde además de cumplir con las funciones administrativas de apoyo a la actividad, también ofrecen servicios de comercialización (pescadería y/o restaurante) y sociales (salones de reuniones, puntos de información, ente otros).

Asociados a estos edificios, encontramos singularidades patrimoniales como el Barrio Marinero de Mogán, donde la vida marinera contrasta con la turística, hecho que lo convierte en un lugar singular. En medio de restaurantes y tiendas de regalos se halla la ermita de San Fernando, construida en 1935 y a la que las mujeres de los marineros iban a rezar para que la mar les devolviera a sus hombres sanos y salvos.

En Las Palmas de Gran Canaria, la Cooperativa PESCATOBAL, único puerto pesquero en importancia de la capital, está enclavada dentro de un pequeño barrio pesquero, que también es conocido por su Castillo de San Pedro Mártir, ahora Castillo de San Cristóbal. Este castillo fue construido por el Capitán D. Diego de Melgarejo en el año 1577 y posteriormente reconstruido en 1638; Participó en la defensa de la ciudad de Las Palmas entre los años 1595 y 1599. Hasta 1878 tuvo un uso militar. Se trata de una torre redonda que fue construida dentro del agua. En 1999 fue restaurada y hoy en día se encuentra en buen estado. El 22 de Abril d 1949 fue declarado Monumento Histórico Artístico. El Barrio Marinero de San Cristóbal es conocido también por su paseo marítimo junto a la playa, por sus casas de Pescadores y por sus gentes.

Otros edificios relacionados con la pesca artesanal catalogados en la Carta Etnográfica de la isla realizada por la FEDAC, cuya situación actual no permite su visita, son:

  • Factoría de salazón de pescado (Nº de Reg. 3757), ubicada en Playa de Tauro.

  • Cuevas de pescadores (No de Reg. 4565), ubicada en Tasarte, municipio de La Aldea de San Nicolás. Son tres cuevas que eran utilizadas por los pescadores para guardar sus enseres. Posiblemente su uso era anterior al S.XIX. Son las únicas de este tipo que quedan en el municipio, siendo su estado de conservación bueno.

Queda en evidencia que realmente existe un patrimonio cultural pesquero (tangible e intangible) que, más allá de su valor intrínseco (conservar), puede representar una oportunidad para la diversificación (revalorizar) del sector.

Relaciones de la pesca artesanal con el desarrollo rural

Como colofón al espíritu que recoge el Atlas Rural de Gran Canaria, me parece acertado recuperar lo expuesto en el Plan de Desarrollo Rural y de las Medianías y Cumbres de Gran Canaria 2007-2013 (PDRGC), que en el capítulo 9, Sector Primario, realiza el ejercicio de compatibilizar el mundo rural con el litoral, rompiendo las divisiones que metodológicamente siempre han mantenido los diferentes planes o estrategias de desarrollo.

Encontramos textualmente en el PDRGC que: “Las comunidades costeras y en concreto los grupos implicados en la actividad de la pesca artesanal mantienen estrechas relaciones con el conjunto del entorno rural donde se insertan. Estas relaciones, a menudo desdibujadas por la asimilación de muchas de estas comunidades por el desarrollo turístico, hay que trabajarlas para que tengan un papel en las propuestas de desarrollo rural de su territorio".

Si tenemos en cuenta las vinculaciones existentes entre la pesca artesanal y el medio rural donde se insertan, podríamos esbozar algunas de los elementos que habría que tener en cuenta a la hora de incorporar esta actividad y las familias implicadas en las estrategias de desarrollo rural:

  • En el empleo rural: empleo compartido en varios sectores (agrario-pesquero), diversificación económica (turismo rural).

  • En el uso de los recursos naturales: gestión conjunta de los recursos marinos y terrestres que permita una planificación integrada del espacio rural.

  • En la promoción de los recursos humanos: capacitación-formación polivalente que permita una visión más amplia de la inserción laboral en el medio rural, posibilitando así trascender del estrecho margen que ofrece la actividad pesquera, generando sinergias para el conjunto de la comunidad rural y su propuesta de desarrollo”.

​Autora: Patricia Navajas Torres
Fotografías:
Orlando Torres Sánchez / Mónica Rodríguez

BIBLIOGRAFÍA:

CABILDO DE GRAN CANARIA 
«Plan de Desarrollo Rural y de las Medianías y Cumbres de Gran Canaria 2007-2013 (PDRGC)». Disponible en http://www.grancanaria.com/cabgc/areas/areadesarrolloinsu/pdrgc/index.shtml

GREENPEACE (2013)
«Análisis del Empleo en el sector pesquero español y su impacto socioeconómico ». 107 pág. Disponible en http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/oceanos/Informe%20Pesca%20Sostenible.pdf

GRUPO DE ACCION COSTERA DE GRAN CANARIA (2014)
«Plan Estratégico Zonal de Gran Canaria»

POPESCU, I. y ORTEGA GRAS, J.J. (2013)
«La pesca en las islas canarias» Dirección General de Políticas Interiores. Departamento temático B: Políticas Estructurales y de Cohesión. Comisión de Pesca del Parlamento Europeo. Disponible en http://www.europarl.europa.eu/studies

STIAGA MINTEGUI, Y. (2011)
«Evolución del poder de pesca en la isla de Gran Canaria: repercusiones ambientales y su impacto sobre los recursos pesqueros» . Tesis de Máster. Máster en Gestión Sostenible de los Recursos Pesqueros 2010/2011. Departamento de Biología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 

Imprimir     

PUERTO DE SARDINA. Gáldar
VIEJAS. PUERTO DE LAS NIEVES. Agaete
BERMEANA EN PUERTO DE LAS NIEVES. Agaete
PUERTO DE MOGÁN. Mogán
PUERTO DE SARDINA. Gáldar


ETIQUETAS

 

AIDER-GC. La pesca artesanal

Como pescamos