Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Banco de Semillas
Biodiversidad agraria

1. Idea general sobre los bancos de semillas, tipos y funciones

La cada vez más extendida conciencia mundial por el mantenimiento de la biodiversidad está despertando un creciente interés por las semillas como una de las formas naturales más extendidas de propagación (y conservación) de las especies vegetales. Bajo la denominación “banco de semillas” se esconden varias posibles realidades:

I.- Relacionada con la idea de banco como cámara acorazada para la conservación de tesoros, está la idea de banco de semillas como agente de conservación a largo plazo. Mediante los procesos de desecación y congelación es posible mantener la capacidad germinativa de las semillas durante muy largos periodos de tiempo; aunque aún no hay posibilidad de comprobarlo, porque ninguno de estos bancos tiene tantos años, la experiencia adquirida hasta el momento parece indicar que en un banco de conservación con tecnología apropiada es posible mantener semillas con capacidad de seguir germinando durante siglos. Así se han ido creando bancos de semillas , denominados colecciones base, destinados a preservar stocks de semillas conservadas en lugar seguro para prevenir una posible extinción. En Gran Canaria es el Banco del Jardín Canario el exponente paradigmático de este tipo de banco y en él se conservan semillas de centenares de especies silvestres autóctonas, endemismos de altísimo valor científico, cuya conservación queda así asegurada para las generaciones venideras.

En las colecciones base, además de semillas se suelen guardar pliegos de herbario de cada accesión

II.- Otra acepción de la idea banco de semillas hace referencia por analogía con una de las funciones más características de los bancos “financieros” a la función de préstamo. En el caso de los bancos de semilla a partir de unas existencias iniciales de semilla, el préstamo de las mismas a cultivadores que lo soliciten va haciendo crecer el capital del banco porque el préstamo, que es normalmente gratuito, tiene como contrapartida que el agricultor que retira semillas del banco debe, una vez multiplicadas en su tierra, y se supone que si se cultivan adecuadamente de cada semilla se obtiene muchas, devolver la cantidad de semilla que se le prestó pero siempre que sea posible incrementada en un cierto porcentaje, normalmente se devuelven dos Kilogramos por cada kilogramo que se recibió. Este tipo de banco suele trabajar también activamente el intercambio de semillas con particulares o con otros bancos similares. De esta manera, combinando operaciones de préstamo/devolución e intercambio, el banco va teniendo cada vez mayor cantidad y diversidad de semilla para prestar. En Gran Canaria, la asociación Tierra Fértil, gestiona un banco de semillas de este tipo, especializado en semillas agrícolas ecológicas.

2. Orígen del banco de semillas agrícolas del Cabildo de Gran Canaria

El banco de semillas agrícolas del Cabildo de Gran Canaria, ocupa un lugar intermedio entre los dos tipos de bancos de semillas citados. Es lo que se suele llamar colección activa, esto es, un banco de trabajo y, como veremos, una de sus funciones es precisamente surtir de fondos a los dos tipos de banco citados, de conservación y de préstamo.

A partir de un inventario inicial de la biodiversidad agrícola de Gran Canaria, encargado por el Cabildo a un equipo de expertos, se tuvo un primer diagnóstico de la situación de conservación de la biodiversidad agrícola de la isla. Mediante entrevistas con ancianos del mundo rural más profundo se identificaron, especie por especie, los principales ecotipos valorados como “antiguos” y la cultura oral asociada, propiedades y características más relevantes, valorándose también en el inventario el nivel de amenaza de extinción y recogiéndose semillas y otros materiales reproductivos de una parte sustancial de los ecotipos identificados.

Diversidad de tipos de cebolla
Diversidad de tipos de cebolla
Cultivo de cebolla para semilla
Cultivo de cebolla para semilla

En las zonas de Piso Firme y Llanos de Sardina se ha mantenido el cultivo de variedades tradicionales de cebolla.

3. Funciones del banco de semillas agrícolas del Cabildo de Gran Canaria

Con la base técnica del inventario inicial comenzó la andadura del banco, abordándose esencialmente las siguientes funciones:

I.- Profundización del inventario inicial. Identificación y acopio en campo de material reproductivo interesante.

II.- Caracterización del material recogido. Estudio y clasificación del material recogido.

III.- Multiplicación del material. Incremento de las cantidades disponibles de los ecotipos y muestras custodiados

IV.- Valorización. Acciones para revertir a la sociedad, agricultores, consumidores y ciudadanos en general, los valores del material custodiado.

Es esencial el trabajo de clasificación del material.

Ficha de tipología higos
Ficha de tipología higos
Tipos de manzana
Tipos de manzana

3.1. Búsqueda y acopio de material interesante

La pérdida de biodiversidad agrícola es un fenómeno de extensión mundial y de una amplitud inusitada. En resumen se puede decir que en los últimos 75 años se han extinguido más del 90% de los ecotipos cultivados en el mundo. La implantación generalizada de tecnología agrícola, mecanización, fertilización, protección de cultivos, riego etc... ha llevado, en todas las especies cultivadas, a la utilización de unos pocos ecotipos de alta productividad resultado de la mejora genética científica que han sustituído casi totalmente a los numerosísimos ecotipos locales tradicionales, producto de la selección durante siglos por generaciones de agricultores de los individuos más adaptadas a las condiciones ecológicas de cada lugar. En el caso de Gran Canaria, ese proceso mundial adopta unas características de especial gravedad; la especialización de las islas en exportación de unas pocas producciones y la apertura a la entrada de productos externos, en muchos casos subvencionados, hace que, la en otra época complejísima estructura de autoabastecimiento, se haya derrumbado en gran medida. En otras palabras y con un ejemplo en todo el mundo están desapareciendo las variedades tradicionales de trigo. En nuestra isla es el cultivo de trigo en sí mismo el que está casi desaparecido por lo que es doblemente complicado rastrear ecotipos antiguos y rescatar la cultura relacionada.

Así pues el proceso de recogida de muestras de ecotipos antiguos de las principales plantas cultivadas se muestra en nuestra isla como especialmente urgente. El inventario inicial recogió 407 muestras de semillas y marcó sobre el terreno 221 árboles.

A partir de este trabajo inicial se entendió que, en términos generales, el trabajo de recogida de muestras ya no era tan prioritario pasando a primer plano la tarea de multiplicación, clasificación y estudio de las mismas. No obstante, en algunos grupos de especies, cereales y leguminosas forrajeras y pomáceas, la existencia de programas de trabajo específicos para dichas especies ha hecho posible y necesario el proseguir trabajos de inventariado y recogida de muestras. Estos trabajos posteriores han supuesto la recogida de muestras adicionales y el marcado de nuevos árboles. Además algunas de las muestras iniciales han mostrado heterogeneidad al multiplicarse, por lo que se han subdividido. El proceso de multiplicación también incide en el stock de muestras en el sentido de que, una vez que una muestra se multiplica, se suele guardar algo de la semilla inicial y así cuando finaliza la multiplicación se tienen dos muestras la más joven y el resto de la antigua y ambas se inventarían independientemente. También hay muestras que se han extraviado o se han desechado por estar deterioradas o haber perdido capacidad germinativa.La diversidad de ecotipos de frutales recogida en el inventario inicial es muy notable. En la tabla se listan los cultivares localizados de ciruelas e higueras

Como resultado de todos estos procesos la colección actual, agosto de 2014, consta de 887 accesiones y 404 arboles marcados en campo.

Resumen por especies de las accesiones de semillas y arboles marcados a fecha 18 agosto 2014.

En el anexo 1 se recogen las referencias de localización de las diferentes accesiones de semillas (tabla 1) y arboles georreferencidos (tabla2). En la tabla que sigue se presenta un resumen por municipios.

Todo lo anterior hace referencia a las especies que se reproducen por semillas denominadas ortodoxas, es decir que son susceptibles de conservación a medio y largo plazo. pero el banco también ha realizado trabajos puntuales de inventario de otras especies, tanto de las que se reproducen por semillas denominadas recalcitrantes, que no admiten conservación a medio plazo, como de las que se multiplican por reproducción vegetativa:

a. En cebollas se ha realizado un trabajo en las zonas de Piso Firme y Sardina del Norte, que son las tradicionalmente productoras, de identificación en campo de agricultores productores de semilla y de variedades cultivadas, estando en marcha por los técnicos de la agencia de extensión agraria de gáldar un trabajo monográfico sobre esta especie.

b. En ajos se realizó una recogida de muestras para su envío al CCBAT, Centro de conservación de la biodiversidad agraria de Tenerife, para su conservación , estudio y clasificación.

c. En higueras, el inventario inicial recogió una colección de esquejes que se enraizaron en el jardín canario y posteriormente se plantaron dando lugar a dos colecciones: una en la finca El Galeón en Santa Brígida, y otra en la Granja Agrícola Experimental. En esta misma especie se colaboró con el trabajo de inventario y caracterización que a nivel regional se ha realizado por parte del ICIA.

d. También en la finca el Galeón se han reservado dos bancales para establecer una colección no exhaustiva, pero sí representativa, de los principales tipos antiguos de frutales de clima templado (peral, manzano, ciruelo, durazno, albaricoque y membrillero) que se plantaban en la isla. Se ha realizado el diseño y replanteo de la plantación y se han implantado patrones estando actualmente los trabajos de reposición de marras e injerto.

e. En almendros se ha realizado, por parte de las asociaciones de productores, apoyadas por técnicos de la granja, un inventario de árboles especialmente productivos.

f. Se ha colaborado en la plantación de una colección de manzanos, perales, higueras y ciruelos en una finca colaboradora en Cueva Grande (San Mateo).

g. Se colaboró con la finca del ICIA del municipio de Santa Lucía en establecer una pequeña colección de variedades de caña de azúcar.

h. Aunque el contexto de estos trabajos no fuera propiamente el banco de semillas, sino que han sido realizados por otros equipos de trabajo, hay que mencionar:

h.1. La colección de tuneras de la granja agrícola Experimental donde, entre ecotipos de todo el mundo, se incluye una buena representación de la diversidad grancanaria de esa especie.

h.2. El estudio de germoplasma local de café y olivo realizado en el seno de los proyectos de desarrollo y promoción de dichos cultivos impulsados por el cabildo y los diferentes ayuntamientos concernidos.

FINCA EL GALEÓN. CROQUIS DE COLECCIÓN DE ECOTIPOS GRANCANARIOS DE FRUTALES TEMPLADOS

3.2. Caracterización del material recogido. Estudio y clasificación del material recogido

La recogida de muestras, denominadas accesiones al banco, plantea inmediatamente la necesidad de la caracterización del material recogido. Se comprende que cuando se trata de especies que ya no se cultivan prácticamente -por lo que los cultivares locales están en peligro de extinción-, el inventario sea lo más exhaustivo posible. Por decir un ejemplo de la leguminosa forrajera denominada popularmente en Gran Canaria chícharo moro, se han recogido en el banco 5 accesiones procedentes de agricultores diferentes; ahora bien, ¿se trata de cinco ecotipos diferentes que deben ser por lo tanto conservados y multiplicados independientemente? Es fácil comprender que los trabajos del banco se facilitan enormemente si se realiza un estudio de las accesiones que permita agrupar aquéllas que tienen características muy parecidas o idénticas. Como norma general se están intentando conservar independientemente todas las accesiones, enviándolas en lo posible a bancos de larga conservación, pero limitándose a multiplicar muestras de ecotipos diferenciados agrupando accesiones similares. Para poder realizar estas agrupaciones de accesiones por ecotipos o cultivares diferenciados se realizan trabajos de caracterización. Existen varias técnicas distintas de caracterización: morfológica, agronómica, molecular, etc., cada una de ellas con objetivos y condicionantes diferentes.

Las actuaciones más importantes que se están abordando en cuanto a caracterización de las accesiones disponibles en el banco con los diferentes tipos de técnicas son :

3.2.1. Caracterización morfológica

Para cada especie existe un protocolo internacional para objetivar la caracterización morfológica; dicho protocolo incluye los parámetros a considerar, las estrategias de toma de datos y las escalas a utilizar. Normalmente se requiere una cierta especialización para realizar de forma rigurosa y completa ese trabajo. En el caso del banco de semillas de Gran Canaria se está realizando un trabajo muy completo de caracterización morfológica de trigos. Bajo la supervisión técnica de doña Desirée Afonso, especialista del CCBAT, una estudiante de agrónomos está realizando su trabajo fin de carrera con los trigos de gran Canaria.

Fotografiando espigas
Fotografiando espigas
Clasificando espigas
Clasificando espigas

A partir del inventario inicial se hizo un notable trabajo de campo complementario, recogiéndose más de cien muestras de espigas. Un primer cribado visual permitió seleccionar 48 muestras representativas, a partir de las cuales se está realizando la caracterización. Aunque la finalización de este trabajo aún no ha culminado, existen ya algunos resultados parciales interesantes confirmándose la presencia en la isla de, al menos, once ecotipos claramente diferenciados:

- Tres trigos mochos, es decir, sin aristas o barbas, uno blanco y dos rojos, uno de espiga corta y otro de espiga larga. Es interesante destacar que estos trigos sin barbas son bastante infrecuentes en nuestras islas, por lo que será preciso acudir a la caracterización molecular para confirmar que se trata de trigos antiguos.

- Dos trigos duros, de aristas negras; de uno de ellos, en el que también las cubiertas del grano son negras, se tenía constancia de su existencia en el Archipiélago por haber sido descrito en una misión científica del Ministerio de Agricultura en la postguerra, pero no se había encontrado actualmente en las islas hasta que en el inventario previo a la caracterización se encontraron algunas espigas dispersas en cultivo de otra variedad.

- Dos trigos, uno blanco y otro rojo, de los denominados "raposilla" correspondientes a la subespecie Compactum de triticum aestivum.

- Cuatro trigos aristados de espiga laxa, dos blancos y dos rojos, y para cada color uno de espiga larga y otro de espiga corta. Los trigos de espiga larga y laxa son los denominados tradicionalmente "barbillas".


Raposilla

Barbilla

Arisnegro

Tres de los ecotipos de trigo de Gran Canaria.

Es de destacar que, aprovechando las visitas a Gran Canaria de los técnicos del CCBAT para supervisar la caracterización, se han realizado tres seminarios formativos sobre morfología de trigo, para técnicos de nuestra isla, estando prevista la realización de un cuarto en 2015 con la temática específica de utilización de la escala Sadoc para la caracterización morfológica de trigos.

Aunque no de una forma tan rigurosa como en el trigo, también se han hecho avances en caracterización morfológica de otras especies:

En judías sobre todo, y en menor medida en calabaza, calabacín y pepino, se han realizado fichas de morfología de diferentes accesiones en el marco de la colaboración con la finca la estación que el ICIA gestiona en Santa Lucía de Tirajana.

En millo se realizó una valoración global del tipo de crecimiento y productividad de una muestra amplia de accesiones de esa especie por parte del técnico D. Carlos Chiara.

Ficha de caracterización

3.2.2. caracterización molecular

Este tipo de caracterización se basa en determinar similitudes de la estructura molecular de los ácidos nucleicos. Normalmente se investiga la regularidad en la aparición de porciones de cromosoma denominadas microsatélites, característicos de cada especie y con alta variabilidad entre individuos, por lo que las regularidades en la aparición están muy correlacionadas con relaciones de parentesco. Esta técnica es bastante cara y aunque sus resultados son muy exactos suele utilizarse como complementaria a las determinaciones morfológicas. En nuestro caso se dio la coincidencia de que en una cátedra de la Universidad de Lugo se estaba desarrollando una tesis doctoral en la que se buscaba la caracterización de manzanos y perales a nivel español, por lo que gratuitamente se prestaron a realizar la caracterización molecular de las muestras de estas especies que les fueran enviadas. Se les enviaron muestras de 53 accesiones de manzano y de 58 accesiones de peral, todas ellas del noroeste y cumbres de la isla, y como resultado se determinó la existencia de 4 ecotipos de peral y 6 ecotipos de manzano propios de la isla, es decir con diferencias genéticas claras con cualquier tipo peninsular o incluso de las otras islas.

3.2.3. Caracterización agronómica

En judías, el especialista de la granja agrícola experimental D. Jose María Tabares realizó una serie de observaciones sistemáticas sobre toda la colección, atendiendo al tipo de crecimiento, tipo de vaina, precocidad y productividad.

En trigo y en leguminosas forrajeras se han podido recopilar datos del comportamiento agronómico de algunas accesiones, especialmente en zonas costeras pero también en Valleseco y la Caldera de Tirajana

3.2.4. Otros tipos de caracterización

Se ha realizado la caracterización de calidad harino-panadera de algunos de los trigos y también se han hecho catas de caracterización organoléptica de habichuelas.

Diferentes ecotipos de arvejas
Diferentes ecotipos de arvejas
Diferentes ecotipos de habas
Diferentes ecotipos de habas

3.3. Multiplicación del material. Incremento de las cantidades disponibles de los ecotipos y muestras custodiados

En una colección activa como ésta, donde no se dispone de infraestructuras para la conservación a largo plazo, es esencial la tarea de multiplicación. Por un lado, la capacidad germinativa de las muestras va disminuyendo con el tiempo, por lo que es necesario “refrescar” las muestras multiplicándolas, y cosechando así, semillas jóvenes. Lo deseable es hacer pruebas de germinación con las muestras que van alcanzando una cierta edad y multiplicar aquéllas en las que la capacidad germinativa va disminuyendo por debajo del 50%. Por otro lado, la realización de trabajos de caracterización morfológica exige cultivar las accesiones para poder hacer las determinaciones necesarias. 

Incluso la entrega de semilla a bancos de larga conservación exige muchas veces la multiplicación de las muestras, ya que la logística de dichos bancos requiere entregas de un número mínimo de semillas en cada accesión (número que depende del tamaño de las semillas y también de otros factores, pero que se sitúa entre 500 y 3000 semillas por accesión).

Por último el banco tiene una demanda bastante significativa de semillas para préstamo o donación, y para abordar dichas solicitudes es necesario disponer de cantidades adecuadas de las semillas demandadas, lo que hace necesaria su multiplicación.

Estas tareas de multiplicación se abordan a tres niveles:

3.3.1. Multiplicación de la colección para refrescar la capacidad germinativa: se realiza fundamentalmente en macetones. Esta técnica está actualmente poniéndose a punto; para ello se dispone de 100 macetones que se sitúan en uno de los invernaderos del departamento de floricultura de la granja agrícola experimental, se rellenan los macetones con una mezcla de tierra, turba y lombricompost y se riegan con goteros individualizados.

3.3.2. Multiplicación en microparcelas: para los trabajos de caracterización, y para ir aumentando las existencias de las accesiones, se cultivan éstas en parcelas, tanto al aire libre como en invernadero. Estas parcelas son fajas de 1,20 m de anchura y longitud variable, entre 2 y 10 m., en la granja agrícola experimental, pero también en la Finca la Estación y en la de la Escuela de Capacitación Agraria (ECA) de Arucas se llevan tres años disponiendo estas parcelas. En 2014 se han realizado cerca de 40 microparcelas.

3.3.3. Multiplicación a escala intermedia. Cuando se requiere para poder realizar préstamos o donaciones, una cierta cantidad de una muestra se multiplica en parcelas del orden de 200 a 600 m2. También para este tipo de multiplicación se cuenta con superficies en la granja agrícola experimental, en otras fincas del cabildo como Osorio, y en las ya citadas del Gobierno de Canarias. En todas estas fincas se han multilicado en 2014 diferentes trigos y leguminosas de grano. Para multiplicar muestras de la colección buscando obtener cantidades ya significativas también se vienen realizando convenios con fincas colaboradoras. En 2014 ha habido cuatro de estas fincas, en tres de ellas se han multiplicado trigos, y, en una, millo.

Microparcelas
Microparcelas de trigo
Judías
Microparcelas de judías

3.4. Valorización. Acciones para revertir a la sociedad, agricultores, consumidores y ciudadanos en general, los valores del material custodiado

Aunque la singladura del banco de semillas de Gran Canaria es aún muy corta y las actuaciones de valorización corresponden a la etapa de madurez en la vida de un banco, ya se han comenzado a desarrollar algunas tímidas actuaciones de valorización.

3.4.1. con profesores y alumnos de escuelas de hostelería se han realizado catas de judías y habichuelas para determinar las cualidades de diferentes ecotipos locales, también se han realizado algunas pruebas de elaboración de pan con trigos de la isla.

3.4.2. con un grupo de agricultores de la reserva de la biosfera se desarrolló una prueba de cultivo diferentes ecotipos de trigo y elaboración de pan con alguno de ellos para que pudieran experimentar cuales se adaptaban mejor a sus necesidades. como resultado hay un trigo barbilla rojo que está cultivándose a una cierta escala en la cumbre de la isla.

3.4.3. a un colectivo de agricultores ecológicos de valleseco se les aportó una pequeña colección de leguminosas forrajeras para que las probaran tanto como alimento animal como con destino abono verde. como resultado varios de ellos han seguido multiplicando y utilizando alguno de los ecotipos. en particular hay una arveja negra que se ha extendido bastante en la zona por su excelente rusticidad y productividad.

3.4.4. cada año se está entregando un cierto volumen de semillas a la asociación tierra fértil para que las incluya en la red de semillas gestionada por dicha asociación. así se han traspasado a agricultores ecológicos diferentes cultivares sobre todo de judias y habichuelas pero también de arvejas, habas y garbanzos.

4. Expectativas del banco

En el momento actual se está viviendo por parte de los técnicos que gestionan el banco de semillas de Gran Canaria una reflexión acerca del futuro de esta experiencia. Aunque el futuro está naturalmente muy abierto, hay una serie de conclusiones que se pueden adelantar, todas ellas relacionadas con el hecho objetivo de que el número de accesiones, en torno a 1.000 en agosto de 2014, es demasiado elevado para una colección activa como ésta que apenas dispone de herramientas para la conservación a medio y largo plazo. Se plantea una combinación de las siguientes lineas de trabajo.

4.1. Es necesario reforzar la capacidad de conservación dotándose de algún equipo de desecación y empezando a congelar las muestras menos interesantes de multiplicar.

4.2. sería muy conveniente también trazarse una estrategia de multiplicación para conjuntos de accesiones de las que hay muestras muy escasas en número de semillas o con capacidad germinativa muy baja.

4.3. es imprescindible reforzar la colaboración con el icia y la ECA y de los tres con la red grancanaria de semillas, sería muy interesante que la actual colaboración se tradujera en convenios que dieran naturaleza jurídica a lo que es desde hace años una realidad.

4.4. es importante desarrollar acciones de divulgación como la edición de materiales didácticos o publicitarios. parece muy prometedora la línea iniciada este año de trabajar conjuntamente con centros escolares la valorización e incluso la multiplicación.

Autor: José Manuel Corcuera Álvarez de Linera

Imprimir     

Diversidad de tipos de cebolla
Microparcelas de  trigo


ETIQUETAS

 

Banco de semillas

48 tipos de trigo autóctono de Gran Canaria