Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Los saberes Tradicionales: La biodiversidad cultural endémica de Gran Canaria y su urgente protección
Biodiversidad agraria

Los saberes tradicionales generados por las personas en su relación con los recursos naturales a lo largo del tiempo contienen información valiosa para la comprensión del entorno natural.

En concreto la Biodiversidad Cultural, hace referencia a la diversidad de saberes que los seres humanos han desarrollado a través de la historia en su relación con la biodiversidad. (REYES ,2013)

Los trabajos sobre biodiversidad biológica están incorporando el estudio el fomento y la protección de la biodiversidad cultural, además de la biodiversidad específica, de ecosistemas y de la genética.

Esto incluye creencias, mitos, sueños leyendas, lenguaje, saberes tradicionales, actitudes psicológicas en el sentido más amplio posible, manejos aprovechamientos, disfrute y compresión de entorno natural.
Se trata de reconocer también  la evolución del medio natural  teniendo en cuenta todos los aspectos de la intervención humana.

Olvidarlo o ignorarlo implica una erosión importante del patrimonio cultural con consecuencias nefastas para la gestión y el uso sostenible de los recursos naturales. Este hecho está siendo tratado en los encuentros mundiales sobre conservación (Convenio de la Diversidad Biológica-CDB, Unión Mundial para la Naturaleza – UICN, etc.), en los que se están buscando y llevando a cabo estrategias para de la biodiversidad cultural.

El archipiélago canario y en concreto Gran Canaria no es  ajeno a esta situación; su gran diversidad de patrimonio natural y cultural ha generado una rica cultura de tradición oral, que se manifiesta en la abundancia de terminología sobre la flora y sus usos. Hoy en día el cambio cultural y económico ha hecho que todos estos nombres y prácticas formen parte de recuerdos que solamente se conservan en la memoria de unos pocos.

Hemos podido constatar que aparte de la biodiversidad natural endémica, también poseemos los grancanarios una rica de biodiversidad cultural endémica, es decir, no replicable en el resto del planeta, que necesita urgen te protección y regulación legal, ante el espolio de trasnacionales y patentes industriales.

En la actualidad sólo el 3% de la población se dedica a la agricultura y el 66% se concentra en áreas metropolitanas (ISTAC).  En cambio, entre los años 40 y 50, la mayor parte estaba ligada a la agricultura (60%) y vivía en asentamientos rurales. De ahí que las personas que más vinculación y relación han tenido con el medio silvestre sean las que tienen hoy más de sesenta años y que pertenecen o han pertenecido a comunidades rurales.

Para traer estos recuerdos desde el pasado a un presente vivo es necesario que sean estimulados mediante el diálogo con los demás y a través de referencias y actividades concretas. 

Como base en una potente biodiversidad natural  se constata la necesidad de avanzar en instrumentos jurídicos de protección de la biodiversidad cultural  como patrimonio intangible generador de riquezas y bienestar social en campos tan diversos como la salud pública, la educación, la soberanía alimentaria, como atractivo cultural y turístico y en especial el manejo y la gestión sostenible de los recursos naturales.

El Banco de Saberes del Jardín Botánico Canario “Viera y Clavijo” tiene como objetivo principal desarrollar acciones encaminadas a la recopilación, conservación y divulgación de este patrimonio. Para ello se está realizando un estudio etnobotánico (etnografía y botánica) consistente en la recopilación de saberes relacionados con el uso popular de la plantas, y además se están recogiendo otras informaciones como los procesos de expansión o de regresión de las poblaciones vegetales y los nombres populares de la flora. Hasta el momento se han realizado 58 entrevistas a individuos de más de 65 años que viven o han vivido en áreas rurales y a personas que son reconocidas por poseer grandes conocimientos sobre plantas (hierberos, pastores, curanderos…). Además se han realizado talleres de memoria oral en Centro de Mayores y en visitas al Jardín Botánico.

Los datos recogidos revelan una alta erosión cultural de usos populares y económicos. Hasta el momento se han rastreado 150 especies, de las cuales se han recogido 110 aplicaciones. La distribución según el tipo de usos es: el 61% corresponde al medicinal, el 26% al forrajero, el 9% al tecnológico y artesanal y el 4% al alimenticio.

En cuanto a los impactos de los manejos, así mismo se ha constatado que el 70% son usos catalogados como sostenibles o de bajo impacto sobre la flora, que en el 20% se aprecian usos de impactos moderados, y con impactos severos el 10%

En el futuro necesitamos desarrollar estrategias para la puesta en valor de dicho patrimonio acumulado durante siglos. El manejo y buenas prácticas de los grancanarios, expresada en su biodiversidad cultural debe ser la base para diseñar políticas sostenibles en territorios tan frágiles y sensibles ante la alta presión de la actividad humana tanto económica como social y cultural.

Autor: Eugenio Reyes Naranjo

 

BIBLIOGRAFÍA:

AMAYA, Aldabe, Zabaraín. (1999)
Geo, en cuestiones técnicas, de investigación bibliográfica y cursos de capacitación. ... 2000; Mapa de las culturas indígenas de México, para la WWF, con Pablo Alarcón Chaires y Víctor Toledo. 1999 

CABALLERO, A. Valiente-Banuet. (1999)
Procesos de domesticación en cactáceas columnares de la vertiente del pacifico sur de México. 147-173. En: Pimienta, E. (ed.). El pitayo en Jalisco y especies afines en México. Universidad de Guadalajara, Fundación Produce Jalisco, A. C. Guadalajara, Jalisco, México.

CASAS, A, J. Caballero, A. Valiente-Banuet, J. A. Soriano y P. Davila.(1999)
Morphological variation and the process of domestication of Stenocereus stellatus (Cactaceae) in central Mexico. American Journal of Botany, 86(4): 522-533.

CASAS, A, J. Caballero y A. Valiente-Banuet. (1999)
Use, management and domestication of columnar cacti in south-central Mexico: a historical perspective. Journal of Ethnobiology, 19(1): 71-95.

GONZALEZ, ECHEVARRÍA, A. (2009)
La dicotomía emic/etic. Historia de una confusión, Barcelona, Anthropos

GONZALEZ ECHEVARRÍA, A. (1987)
La construcción teórica en antropología. Barcelona. Anthropos 1996 “Conceptos interpretativos y conceptos teóricos”, en González Echevarría, A., ed. Simposium sobre ‘Epistemología y Antropología’. Actas del VI Congreso de Antropología del Estado Español: 115-131 2003 Crítica de la singularidad cultural Barcelona/ México D.F. Anthropos/ Universidad Autónoma Metropolitana. 2005 “Informe sobre el estado del desarrollo de la Antropología de la procreación”, Perifèria, n. 3, www.periferia.name 2009. La dicotomía emic/etic. Historia de una confusión, Barcelona.

MORALES, R. (1992)
Etnobotánica, disciplina botánica o etnología. Estado de conocimiento en España. Arbor 556:105-113.TARDÍO, J., H.PASCUAL & MORALES (2002). Alimentos silvestres de Madrid. Guía de plantas y setas de uso alimentario tradicional en la Comunidad de Madrid. Madrid.

REYES, E., CABRERA, J. (2013)
Vademécum prácticum de iniciación a la agricultura ecológica en Canarias. Fórmate mejoras. Las Palmas de Gran Canaria.

SABATE BEL F. (2008)
Las fuentes orales en los estudios de Agroecología. Centro de conservación de biodiversidad agraria de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife.

TARDÍO, J., H.PASCUAL & MORALES (2002)
Alimentos silvestres de Madrid. Guía de plantas y setas de uso alimentario tradicional en la Comunidad de Madrid. Madrid

Imprimir     

ENCUESTA DE CAMPO